Matrices Estratégicas

Las matrices son un conjunto de herramientas analíticas que nos ayudan a seleccionar la estrategia adecuada para cada uno de los productos/servicios de la empresa o para sus líneas o unidades de negocio.

Ventajas y desventajas de las matrices

La principal ventaja de esta herramienta es que nos permite representar de un solo vistazo una clasificación de nuestra cartera de productos, para luego realizar una comunicación sencilla y visual al resto de la organización.

Pero también es justo señalar que las matrices no son la panacea y poseen ciertas desventajas. En primer lugar, por el carácter bidimensional de la herramienta, se dejan de lado varios factores que afectan a nuestro negocio, simplificando en exceso la realidad. Tampoco es fácil ser preciso a la hora de volcar la información necesaria para construir una matriz, empleando en muchas ocasiones aproximaciones, las cuales pueden afectar los resultados (¡que es precisamente lo que haremos en este artículo con los ejemplos!).

Por último, las matrices se forman puramente en base a dimensiones numéricas y estadísticas, dejando de lado otros aspectos fundamentales como la innovación o el factor humano, que son de igual o mayor relevancia que las anteriores para el éxito de una compañía.

Las matrices en la industria farmacéutica

De modo general, las 3 matrices que veremos en este artículo (Ansoff, BCG y McKinsey) representan, en distintos formatos, el posicionamiento estratégico que tiene un laboratorio con sus marcas en el mercado farmacéutico.

El análisis de la cartera de productos de un laboratorio forma parte del análisis interno que el responsable de marketing debe realizar cada cierto tiempo, para poder obtener una fotografía de la situación de los mismos. Aunque los objetivos para la evaluación de las marcas pueden ser diversos, hay uno que emerge como esencial al menos una vez al año, y es la asignación de los recursos económicos. Por lo tanto, es necesario dedicar una atención especial al análisis del negocio para conseguir acertar en el reparto de los recursos, más allá de elementos subjetivos y de una visión cortoplacista.

En definitiva, el objetivo final es que la dirección de una empresa farmacéutica pueda tomar la mejor decisión a nivel de estrategia corporativa. Este concepto es de vital importancia, puesto que marcará el futuro del laboratorio, indicando en que segmentos terapéuticos se debe invertir, mejorar, expandir, desinvertir o incluso cerrar.

Finalmente, cabe aclarar que el uso de esta herramienta en la industria farmacéutica, tan compleja y dinámica, es de gran utilidad porque simplica la información. Pero se deben emplear simplemente como un elemento de referencia ya que, por las desventajas que poseen las matrices, pueden inducir a conclusiones (y decisiones) equivocadas.

 

Gregorio Zidar


La nota sigue en:

 

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Lo más leído

El resto de los países

El resto de los países

El resto de los países: Israel y Japón Hemos analizado en publicaciones anteriores los laboratorios de las grandes potencias, como...

Farmatouch

Farmatouch

Farmatouch, una experiencia de compra única       Introducción En los últimos 30 años, en sintonía con la globalización y...

Historia del sistema de salud

Historia del sistema de salud

Introducción El sistema de salud está definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un conjunto de mecanismos...

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist

Gracias por suscribirte!


Descargalo gratis