El sistema de salud público está conformado básicamente por los hospitales estatales, ya sean de la esfera nacional, provincial o municipal. Los mismos atienden en forma gratuita a la población que no posee cobertura, y su funcionamiento depende de las políticas sanitarias del gobierno de turno.

En primer lugar, cabe aclarar la diferencia conceptual entre un hospital público, un hospital privado, un sanatorio y una clínica, según la acepción que se acostumbra a usar en nuestro lenguaje.

La hospitalidad ha sido, en nuestra cultura, algo sagrado y en cierta manera ha mantenido este carácter, sobre todo cuando se trata de un servicio indispensable. Y es justamente el enfermo el más necesitado de hospitalidad y para ellos se inventó este tipo de organizaciones.

Muchos creen que todos los hospitales son públicos, pero en nuestro país hay muchos privados, tan capacitados y eficientes como las mejores clínicas o sanatorios. Tales son los casos del Hospital Alemán, el Británico, el Italiano o el Austral, entre otros. Por lo tanto, no debemos emparentar la palabra Hospital con un servicio sanitario estatal, público y gratuito.

Los hospitales son instituciones de gran infraestructura que disponen de un amplio y variado personal médico, así como otros profesionales organizados. En consecuencia, un hospital se distingue de una clínica o un sanatorio  por su tamaño, en especial por la cantidad de camas disponibles para albergar a sus pacientes.

Finalidad e importancia

Los hospitales públicos son un componente importante del sistema de atención de salud ya que ofrecen una gran diversidad de servicios de atención aguda, de convalecencia y de cuidados paliativos, con los medios diagnósticos y terapéuticos necesarios para responder a manifestaciones agudas y crónicas debidas a enfermedades. De ese modo logran cumplir con una doble finalidad: servicios médicos y generación de información esencial para las investigaciones, la educación y la gestión.

Tradicionalmente orientados a la atención individual, los hospitales tienden cada vez más a estrechar vínculos con otras áreas del sector de la salud y con las comunidades a fin de optimizar el uso de los recursos dedicados a fomentar y proteger el bienestar individual y colectivo.

Los hospitales públicos, ya sean nacionales, provinciales o municipales, atienden gratuitamente a los pacientes que no tienen obra social (aunque en la práctica no es totalmente así ya que muchas veces por proximidad atienden urgencias de personas con cobertura). Dichos pacientes tienen derecho a un servicio sin costo alguno y si requirieran estudios o una complejidad superior a la del hospital que los atienden, tienen la potestad de exigir que éste se ocupe de la derivación a otro centro asistencial público que pueda tratar su patología.

Tipos de hospitales

Según el tipo de patologías que atienden, los hospitales públicos pueden clasificarse en generales, de tratamiento agudo, psiquiátricos, geriátricos, materno-infantiles, etc. Dentro de los generales suelen convivir las diferentes ramas de la medicina (oftalmólogos, cardiólogos, neumólogos, urólogos, etc.) Como en todos los ámbitos de la vida, hay hospitales que se destacan sobre otros en determinadas patologías.

Las instituciones del aprendizaje

“Safari a la estrategia” es una de las tantas obras maestras de Henry Mintzberg. Este libro nos permite obtener un mayor entendimiento de la formación de la estrategia en el ámbito directivo de la toma de decisiones a nivel organizacional. El autor hace énfasis en la etimología de la estrategia como un concepto que ha cobrado una gran importancia en los últimos 50 años dentro del mundo empresarial.

Inevitablemente, el mundo real requiere a lo largo del camino un poco de previsión y algo de adaptación: al fin y al cabo, la planeación estratégica no es una ciencia exacta, por lo que requiere de cierta flexibilidad para hacer ajustes en el despliegue de los planes de acción tras buscar una combinación entre ambos enfoques.

Ahora bien, ¿Cuál es la estrategia de un hospital? ¿Hay un gerente que toma decisiones? ¿Es toda la planificación premeditada? Evidentemente, la estrategia de una organización sanitaria no es premeditada, sino más bien emergente. Esto significa que el modelo realizado no fue pretendido expresamente, es decir, se tomaron medidas, una por una, que con el tiempo convergieron en alguna clase de coherencia o patrón. Dicho de otro modo, en lugar de perseguir una estrategia como un plan, sólo se toman las decisiones al respecto una por una, probando las condiciones actuales del entorno. Así funcionan los hospitales.

La ausencia de una estrategia en un hospital no equivale al fracaso del proyecto e irónicamente puede promover su flexibilidad, puesto que los controles rígidos, dependencia de procedimientos formales y pasión por la coherencia pueden perder la capacidad de experimentar, innovar y ver la realidad desde una forma más sencilla. Dichos procesos racionales y prescriptivos son el caldo de cultivo perfecto para la denominada trampa de la ortodoxia que es amante de los adornos y las burocracias mentales donde la estrategia se convierte en una receta especializada que obstaculiza el aprendizaje y la adaptación a nuevas experiencias de vida. En resumen, a veces la ausencia de una estrategia es una virtud y no un defecto como creerían las más prestigiosas escuelas de negocios en el mundo.

 

En definitiva, en los hospitales públicos no hay un único gerente que toma las decisiones como en cualquier empresa. Todos participan. La salud pública se da en un contexto altamente complejo y dinámico. Por ello es necesario el aprendizaje colectivo, que termina suplantando a la clásica autoridad central que impone una estrategia rígida.

Notas Relacionadas

Por el momento no hay contenido disponible

Lo más leído

Entrevista a Raúl Di Loreto

Entrevista a Raúl Di Loreto

https://www.youtube.com/watch?v=XiBpQkgo7xI “La vida me dio más de lo que merezco.”   Pocas personas son tan queridas y respetadas en el...

El sistema de salud, el primer pantallazo

El sistema de salud, el primer pantallazo

Introducción Nuestro país es muy complicado. Tiene severas fallas multi-sistémicas. No funcionan correctamente el congreso, la justicia y básicamente tenemos...

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist