Viene de la nota:


Pharmacia, Upjohn y Searle, otros tres gigantes históricos

      Pharmacia, el origen sueco

Pharmacia fue fundada en 1911 por Gustav Grönfeldt en Estocolmo, Suecia. El nombre de la compañía obedece a la palabra griega pharmakeia, que significa “brujería”, ya que las primeras ganancias provinieron de la “medicina milagrosa” Phospho-Energon.Durante la Segunda Guerra Mundial, el químico sueco Björn Ingelman descubrió que el polisacárido dextrano podía ser usado como reemplazo del del plasma sanguíneo en transfusiones de sangre, las cuales eran muy demandadas en tiempos bélicos. El producto Macrodex, una solución de dextrano, fue un éxito inmediato y marcó el despegue definitivo de Pharmacia.
En 1951, la empresa se trasladó a Uppsala , Suecia, para acercarse a los científicos con los que cooperaban, e Ingelman se convirtió en su jefe de investigación. En 1959, Pharmacia fue pionera en la filtración en gel con sus productos Sephadex (también basados en el dextrano).

      Upjohn, el creador del alprazolam

Upjohn fue fundada en 1886 por William Upjohnn en Michigan, Estados Unidos. Esta compañía fue originalmente pensada para fabricar píldoras friables (fácilmente desmenuzables), diseñadas específicamente para una fácil digestión. Las mismas podían “ser reducidas como un polvo con la mano”, un fuerte argumento de marketing en aquellos tiempos.
Algunos de los productos más reconocidos del laboratorio han sido Halcion (triazolam), Rogaine (minoxidil) y Xanax (alprazolam). Particularmente, los últimos dos han sido realmente exitosos. El minoxidil ha sido hasta ahora el único fármaco de solución tópica efectivo para evitar la caída de pelo, mientras que el alprazolam ha sido la bnezodiacepina más vendida en el mundo hasta la aparición del clonazepam.

      Searle, sinónimo de revolución sexual

Gideon Searle & Company (tal el nombre de su fundador) o simplemente Searle, como era reconocida mundialmente, fue fundada en 1888 en Nebraska, suelo norteamericano.

Desde sus comienzos, la compañía elaboró drogas y equipamiento de imágenes para la medicina nuclear. Dentro de sus productos históricos, cabe recordar al Metamucil, lanzado en 1934, un laxante aún vigente. El nombre es una combinación de la palabra griega para cambio (meta) y la clase de fibra que utiliza (mucílago).

Otras marcas reconocidas han sido Dramamine (para aliviar los mareos) y NutraSweet (también conocido como Aspartame), un edulcorante artificial. Pero sin dudas fueron dos los productos que marcaron un quiebre en la historia de Searle: Envoid y Celebrex.

Envoid fue el primier anticonceptivo oral, lanzado en 1960. Este producto, que contenía mestranol y noretinodrel, cambió para siempre el mercado de la anticoncepción y fue célebremente conocido como “la píldora”. Fue así que en la década del 60 nació la «revolución sexual», en gran parte gracias a esta marca. Por primera vez las mujeres pudieron controlar sus ciclos reproductivos. El producto de Searle era la primera alternativa al empleo del condón, ya que en esos años el uso del mismo estaba estigmatizado por lo que no era una opción real para las mujeres con parejas estables.

Por otro lado, Celebrex data de 1998. La droga, el celecoxib, fue el primer inhibidor selectivo de la COX-2. Fue un fármaco realmente novedoso, que poseía una ventaja comparativa respecto del resto de los antiinflamatorios, ya que causaba menores problemas gástricos. Tal fue así, que este blockbuster fue una de las razones claves por las cuales Pfizer adquirió Pharmacia (ya tenía incorporada a Searle).
Por último, cabe resaltar un dato llamativo. Donald Rumsfeld fue un político de vasta trayectoria en Estados Unidos. Ocupó diversos cargos en distintas administraciones, siendo los más relevantes su puesto de Secretario de Defensa en las presidencias de Gerald Ford (en aquella época también fue Jefe de Gabinete) y George Bush (hijo). Tras la derrota de Ford a manos de Carter en 1976, pasó al sector privado: fue CEO y presidente de Searle entre 1977 y 1985. Durante su gestión, redujo la nómina de personal en un 60%. Sus excelentes resultados comerciales y económicos le valieron varios reconocimientos y galardones como el mejor CEO de la industria farmacéutica.

La triple fusión

En 1995 se fusionaron Pharmacia y Upjohn, dando lugar a una nueva organización llamada Pharmacia & Upjohn, cuya sede central se trasladó a Londres. Tan solo un lustro después se produjo la triple unión: Pharmacia & Upjohn se fusionó con Monsanto (que había adquirido a Searle en 1985 tras una gran gestión de Rumsfeld).
El nuevo conglomerado se llamó Pharmacia Corp. La división de agricultura química de Monsanto se separó en el 2000, pero se retuvo la división farmacéutica original de Searle

Wyeth, cambiando la historia del ibuprofeno

En 1860, los farmacéuticos John y Frank Wyeth inauguraron una farmacia en Filadelfia (mismas raíces que Warner), la cual tenía también un pequeño laboratorio de investigación. En 1862, en respuesta a la demanda local, comenzaron a fabricar aquellos medicamentos que eran comúnmente más prescriptos. La guerra civil estadounidense no hizo más que acelerar el crecimiento de Wyeth, al abastecer de fármacos a los combatientes.

Ya para 1872, Henry Bower, un empleado de la compañía, desarrollaba una máquina que permitía la fabricación de comprimidos de forma rápida y precisa, posibilitando la producción en masa de los mismos. Finalmente, en 1883 la empresa inauguró su primera planta de producción en Montreal, Canadá. En 1889, los hermanos Wyeth venden la farmacia de Filadelfia debido a un incendio devastador, razón por la cual se dedicaron exclusivamente a la producción en masa.
A comienzos del siglo XX muere John Wyeth, asumiendo su hijo Stuart la presidencia de la firma. En 1929, año de la Gran Depresión en Estados Unidos, fallece Stuart, dejando el control de la compañía a la Universidad de Harvard, institución que poco tiempo después vende Wyeth a American Home Products.
En 1935, un contador público llamado Alvin Brush se convirtió en el CEO de la compañía, puesto que ocupó durante treinta años. Fue bajo la dirección de Brush que se adquirieron 34 nuevas empresas, incluyendo Chef Boyardee y la S.M.A. Corporation. Nuevamente un conflicto bélico, en este caso la Segunda Guerra Mundial, convirtió a Wyeth en proveedor de medicamentos a las fuerzas armadas, razón por la cual fue posteriormente recompensada debido a sus contribuciones. Fue durante este tiempo que abrieron un laboratorio dirigido a la investigación de la penicilina y por otro lado se adquirió la Fort Dodge Serum Company, entrando así al campo de la salud animal.
Wyeth tiene una enorme trayectoria en la industria, con nombres (OTC) inolvidables como Robitussin (dextrometorfano), ChapStick (bálsamo labial) o Centrum (multivitamínico). Su portfolio RX también ha sido interesante, con productos como Effexor (venlafaxina) y Premarin (estrógenos conjugados). Este último se convirtió en la primera marca de la compañía en entrar al selecto club del billón de dólares en ventas, en otras palabras un verdadero blockbuster.
La firma alcanzaría su pico de popularidad mundial en 1984 con la introducción de Advil , el primer ibuprofeno sin receta en Estados Unidos. Fue un verdadero hito ya que constituyó el cambio de RX a OTC más famoso de la historia.


Elocuente publicidad de Advil, señalando la evolución de los analgésicos (mostrando el “pasado” con la Aspirina y el Tylenol)

El conglomerado Pfizer en la actualidad

Repasando el historial de fusiones, es evidente que Pfizer fue sumando laboratorios de enorme envergadura. ¿Corolario? Pfizer es la empresa farmacéutica número 1 a nivel mundial, o como me gusta decir a mi, “un monstruo farmacéutico”. Un reinado que ya lleva varios años.
Todos los pergaminos de la Pfizer como compañía individual se vieron enriquecidos por la adquisición de Warner-Lamber en el año 2000. Zoloft y Viagra pasaron a tener como compañero al Lipitor. Y lo que es más importante aún, Pfizer incorporó parte de la historia farmacéutica: Warner, Lambert y Parke-Davis. Fue el puntapié inicial del nuevo rey de reyes.
En el 2003, tras la compra de Pharmacia, Pfizer adquirió el tamaño de una compañía colosal. El portfolio de productos se vio fortalecido con varias marcas como Celebrex, entre otras, pero sobre todo Pfizer se enriqueció con la cultura y la mística de Pharmacia, Upjohn y Searle.
La frutilla del postre llegaría en el 2009 con la adquisición de Wyeth. En consecuencia, Pfizer reforzó sus posibilidades en biotecnología, vacunas, productos de consumo, nutrición y salud animal.
Hoy Pfizer es una empresa que cuenta con casi 100.000 empleados y factura más de 50 billones de dólares anuales. Pero el verdadero activo de Pfizer es intangible: el espíritu, la cultura y la mística de Searle, Parke-Davis, Wyeth, etc. Para algunos, que estos nombres icónicos ya no figuren en los envases de los medicamentos es una enorme injusticia con la historia farmacéutica. Pero el nombre Pfizer representa muy bien tamaña historia.

Gregorio Zidar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Lo más leído

Phillip Frost

Phillip Frost

      Introducción Frost es una leyenda viviente. Nació en 1936 en Estados Unidos, en el seno una familia judía. A...

El Gerente de Promoción

El Gerente de Promoción

El Gerente de Promoción      Cada uno tiene su propio libreto Cada laboratorio tiene su propia estructura comercial. Algunos...

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist