El resto de los países: Israel y Japón

Hemos analizado en publicaciones anteriores los laboratorios de las grandes potencias, como Estados Unidos, Suiza o Inglaterra. Pero no podemos excluir del análisis dos países que cuentan con empresas farmacéuticas de relieve: Israel (Teva) y Japón (Takeda).

Teva, un referente en medicamentos genéricos

Teva Pharmaceutical Industries (en hebreo, טבע תעשיות פרמצבטיות בע»מ‎), es un laboratorio internacional cuya sede central se encuentra en Petah Tikva, Israel. Es una de las mayores manufactureras de medicamentos genéricos en el mundo.

Orígenes farmacéuticos y geopolíticos

Todo comenzó en Jerusalén en 1901, cuando Chaim Salomon, Moshe Levin e Yitschak Elstein establecieron un pequeño negocio de drogas al por mayor. El emprendimiento fue bautizado Assia (médico en arameo). Años más tarde, se fundaron otras 2 empresas: Zori (salud en hebreo) y Teva, creada por Gunter Friedlander. Estos 3 laboratorios crecieron, como tantas otras veces, con un conflicto bélico. Sus plantas farmacéuticas fueron la única fuente de suministros para el ejército británico estacionado en Oriente Medio durante la Segunda Guerra Mundial.

La fundación del Estado de Israel, en 1948, fue un hecho trascendental en términos geográficos, políticos y religiosos. También en términos demográficos y económicos, ya que surgió una inmigración masiva que se tradujo en un gran desarrollo de las industrias. La farmacéutica no sería la excepción: los laboratorios experimentaron un rápido crecimiento, e incluso Teva comenzó a cotizar en la Bolsa de Valores de Tel Aviv en 1951 (cuando una empresa empieza a cotizar públicamente está demostrando apetito de expansión).

El primer negocio de Salomon, Levin y Elstein

Fusiones y adquisiciones

En 1976 Assia se fusionó con Zori y Teva, en una decisión que parecía, a todas luces, inexorable (la mejor forma de ser protagonista mundial era con un gran laboratorio). El resultado fue el nacimiento de Teva Pharmaceutical Industries. De ahí en más, se fueron dando una serie de adquisiciones que agigantarían la figura de este nuevo conglomerado.

En la década del 80, Teva ingresó al mercado europeo al comprar la firma holandesa Orphahell y luego hizo lo propio en Estados Unidos, al crear una empresa conjunta con WR Grace (TAG Pharmaceuticals), que a su vez adquirió Lemmon. Ya para 1987, Teva cotizaba en el índice NASDAQ, recibiendo la “diplomatura” de empresa mundial de envergadura.

La política de genéricos y desarrollos propios

Teva comenzó paulatinamente a posicionarse como un referente en medicamentos genéricos. Además de sus capacidades propias, realizó una serie de adquisiciones que le fueron otorgando dicha posición.

Su primer gran paso fue en Estados Unidos y Canadá. Ya era uno de los líderes “genéricos” de la región cuando a comienzos del siglo XXI compró Novopharm, el segundo mayor productor de genéricos de Canadá, y su filial húngara Human. Comenzaba a obtener el rótulo del mayor productor mundial en este tipo de productos.

En 2004, Teva reafirmó su condición de líder en la materia al adquirir Sicor. El resultado fue una exitosa sinergia, entre la franquicia de medicamentos genéricos orales de Teva con el negocio de inyectables genéricos, API´s (materias primas) y capacidades biogenéricas de Sicor.

Ya líder indiscutido a nivel mundial en productos genéricos, Teva no se durmió en los laureles. En 2010, la compra de la alemana Ratiopharmaumentó significativamente la cuota de mercado de Teva en Europa, aprovechando la excelente base del laboratorio teutón para biosimilares, genéricos de marca y licitaciones. Lo propio ocurrió al año siguiente en Japón con la adquisición de Taiyo, otro gran fabricante de genéricos, incrementando la presencia en del coloso israelita en esas latitudes.

Pero los genéricos no son la única señal distintiva de Teva. Ha logrado conseguir importantes desarrollos propios, como el Copaxone (glatiramer), para el tratamiento de la esclerosis múltiple, o el Azilect (rasagilina), para la enfermedad de Parkinson.

Ivax, la gran adquisición

Fue sin dudas la compra de Ivax (2006), una de las compañías de medicamentos genéricos de mayor relieve, la que terminó de catapultar a Teva entre los grandes jugadores a nivel mundial.

Ivax es un laboratorio norteamericano establecido por Philip Frost en 1987. Frost es médico, pero sobre todo se destacó por ser un enorme emprendedor (en 2001 recibió el premio al emprendedor nacional de Ernst & Young). De todas las hazañas comerciales de Philip, la que eventualmente le otorgaría la mayor cantidad de respeto (y ganancias) fue su compra en 1972 de Key Pharmaceuticals. Para esa época, Frost había creado una serie de inventos relacionados con la medicina, como su desechable punzón de biopsia, y quería utilizar a Key como un vehículo para llevar sus ideas al mercado. Frost y su socio Michael Jaharis compraron Key por unos miserables 100.000 dólares. Jaharis se convirtió en el hombre de los detalles, dirigiendo las operaciones diarias, mientras que Frost manejó el panorama general. La visión médica y emprendedora de Frost fue el germen de Ivax.

En definitiva, la adquisición de este laboratorio norteamericano fortaleció la presencia mundial de Teva a través de subsidiarias en Europa, América Latina y el  Lejano Oriente. Productos genéricos en áreas como la respiratoria, SNC y oncología constituyeron un gran aporte.

Actualidad y genes farmacéuticos

Teva es hoy en día una empresa farmacéutica de primera línea. Cuenta con más de 30.000 empleados distribuidos en más de 50 países. Sus múltiples instalaciones se encuentran en Israel, América del Norte, Europa y Latinoamérica.

Todos estos números toman especial relevancia considerando que la compañía surgió de un país cuyos genes no pertenecen a la industria farmacéutica. Este no es un dato menor. Michael Porter, en su libro “La Ventaja Competitiva de las Naciones”, explica y demuestra como los países crean entornos favorables para determinadas industrias (el sector automotriz en Alemania o el farmacéutico en Suiza). En consecuencia, los logros de Teva en Israel y de Takeda en Japón (o Novo-Nordisk en Dinamarca) deben ser resaltados y destacados ya que lograron trascender las fronteras de países que nunca se caracterizaron por fomentar los genes farmacéuticos.

Para ser claros, tomemos el caso de Corea del Sur. Muchas industrias se destacan en este país, como la automotriz (Hyundai) o las telecomunicaciones (Samsung). ¿Pero alguien conoce un laboratorio farmacéutico coreano de renombre?

En definitiva, el posicionamiento de Teva a nivel mundial es admirable y un caso de estudio para todos aquellos que amamos la industria farmacéutica.

 

Gregorio Zidar

La nota sigue en:

El resto de los países

El resto de los países

Takeda, una historia ancestral The Takeda Pharmaceutical Company (武田 薬 品 工業 株式会社, Takeda...

 

 

Notas Relacionadas

Lo más leído

Farmatouch

Farmatouch

Farmatouch, una experiencia de compra única       Introducción En los últimos 30 años, en sintonía con la globalización y...

Entrevista a Eduardo Tchouhadjian

Entrevista a Raúl Di Loreto

https://www.youtube.com/watch?v=XiBpQkgo7xI “La vida me dio más de lo que merezco.”   Pocas personas son tan queridas y respetadas en el...

El Visitador Médico

El Visitador Médico

El Visitador Médico INTRODUCCION                                 ...

El APF y sus 7 habilidades

El APF y sus 7 habilidades

      El APF y sus 7 habilidades Introducción Es indudable que el sector farmacéutico minorista posee una versatilidad y...

Entrevista a Eduardo Tchouhadjian

Entrevista a Eduardo Tchouhadjian

https://youtu.be/iaRxUKkF2fg “A todos nos llega nuestro Uber”   Eduardo Tchouhadjian quizás sea la persona que más sabe sobre la gestión de...

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist