Viene de la nota:

GlaxoSmithKline, al acecho de Pfizer

     La disputa por el cetro

La industria farmacéutica posee una característica inequívoca: es dinámica. Un producto defectuoso se paga con creces (caso talidomida), mientras un producto exitoso se cosecha con creces (caso Lipitor). Esto significa que el ránking de los laboratorios más importantes puede variar sensiblemente de tiempo en tiempo. Este dinamismo se ha acentuado en las últimas décadas por dos factores: las continuas fusiones y la rutilante aparición de los medicamentos biotecnológicos, verdaderos “blockbusters” por su elevado precio (caso Avastin o Enbrel).
En los últimos años, Pfizer ha sido uno de los líderes indiscutidos a nivel mundial. Si uno tuviera que elaborar una lista laboratorios en condiciones de disputarle la corona, la misma sería corta, quizás cortísima. Rápidamente, surgen nombres como Roche o Sanofi. Pero en mi opinión, hay una compañía, como pocas, que tiene la historia, la cultura, los recursos e incluso la “mística” para competirle de igual a igual a Pfizer: GSK. Y esta afirmación la hago aún sabiendo que la compañía inglesa hoy ni siquiera ocupa un puesto en el top 3.
GSK, al igual que la mayoría de los grandes laboratorios, posee una rica historia de fusiones y adquisiciones que fueron agigantando su figura actual. Es por ello que debemos dividir sus orígenes en 4 capítulos: Glaxo, Wellcome, SmithKline y Beecham.

     Glaxo, de Nueva Zelanda a Inglaterra

Los cimientos de Glaxo se remontan a 1873, año en que el londinense Nathan funda una empresa comercial general en Nueva Zelanda, llamada “Joseph Nathan & Co”.
En 1904, se comenzó a producir un alimento para bebés con leche en polvo, bajo el nombre Defiance. Sin embargo, la compañía se dio cuenta que requería de una marca más atractiva. Se decidieron por “Lacto”, pero no fue aceptada por existir nombres similares. Añadiendo y cambiando letras, llegaron a la marca Glaxo, que sería finalmente registrada en 1906. Fue así como el producto comenzó a venderse bajo el lema «Glaxo construye bebés adorables”. Pronto la empresa cambiaría su denominación a “Glaxo”.


Una pieza de colección. “Glaxo builds bonnie babies” reza la publicidad (“Glaxo construye bebés adorables”).

La primera fábrica fue construida en 1918, en Bunnythorpe, Nueva Zelanda, siendo uno de sus productos farmacéuticos más relevantes la vitamina D (lanzada en 1924). En 1935, Glaxo Laboratories se incorporó como una empresa subsidiaria distinta en Inglaterra. Tiempo después, Joseph Nathan reorganizó la estructura del grupo, convirtiendo a Glaxo en la matriz y obteniendo una cotización en la Bolsa de Valores de Londres . En 1958, la compañía adquiere el laboratorio Allen & Hanburys y comienza así un fuerte proceso de expansión.

1963 fue un año decisivo en la historia de la empresa ya que lanzó al mercado una marca emblemática, Betnovate, cuyo principio activo también fue emblemático, la betametasona. Betnovate se constituyó en la primera gama de tratamientos esteroides de uso tópico para enfermedades dermatológicas. Fue un verdadero hito en la historia de la compañía y de la medicina en general.
Después de que Glaxo comprara Meyer Laboratories en 1978, comenzó a desempeñar un papel importante en el mercado estadounidense. Pero sería 1983 el año bisagra de la organización, cuando lanzó Zantac (ranitidina). Tan sólo un lustro después se convertiría en el medicamento RX más vendido en el mundo.

      Wellcome, el inventor de las “tabletas” y de los edificios modernos

Burroughs Wellcome & Company fue fundada en 1880 en Londres por los farmacéuticos estadounidenses Henry Wellcome y Silas Burroughs (casi en paralelo con el emprendimiento de Joseph Nathan, como una señal del destino). Tan sólo 6 años después se produciría un hecho trascendental en la vida de la compañía en particular, y en la industria farmacéutica en general: la empresa registraba la marca comercial “Tabloid” para designar a sus comprimidos. En 1898, esta voz inglesa ya se utilizaba de forma genérica para designar una dosis comprimida o concentrada de cualquier sustancia. De ella proviene el término tabloides (tabletas o comprimidos), cuya primera aparición registrada data de 1901.

Ya en la década del 20, la organización desarrolló grandes instalaciones en Nueva York, que sirvieron como sede en los Estados Unidos, hasta que en 1971 la compañía se mudó al Research Triangle Park en Carolina del Norte. Allí, la empresa seleccionó a Paul Rudolph para diseñar su nuevo edificio. El edificio se llamó “Elion-Hitchings”, en honor a los científicos ganadores del Premio Nobel (inventaron drogas de enorme relevancia, como la mercaptopurina). La construcción de Rudolph fue revolucionaria para su época, un edificio icónico y una parte importante de la historia de la arquitectura y de Research Triangle Park.

      Glaxo Wellcome

Finalmente, en 1995 se produjo la fusión que dio origen a Glaxo Wellcome. Para muchos analistas, la extinción de la patente de Zantac fue una de las razones por las cuales Glaxo buscó esta fusión. Al no contar con otro “blockbuster” que reemplazara las enormes ventas de su producto estrella, la empresa debía ampliar sus horizontes y buscar la reducción de sus gastos estructurales mediante esta fusión.
Tan solo 4 años después, este nuevo conglomerado se convertiría en la tercera compañía farmacéutica más grande del planeta gracias a productos emblemáticos como Imigran (sumatriptan) y Zovirax (aciclovir). Ventolin (salbutamol), otra de sus grandes marcas, marcaría el predominio de Glaxo Wellcome en la línea respiratoria.
Adicionalmente, la organización rápidamente se posicionó como el mayor fabricante mundial de medicamentos para el tratamiento del VIH, con productos como Retrovir y Epivir.


La nota sigue en:

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Lo más leído

LOS LABORATORIOS CHINOS – Raffo

LOS LABORATORIOS CHINOS – Baliarda

Introducción Para aquellos desprevenidos o ajenos a la industria farmacéutica, cabe aclarar que Baliarda, Casasco y Raffo no son empresas...

El resto de los países

El resto de los países

El resto de los países: Israel y Japón Hemos analizado en publicaciones anteriores los laboratorios de las grandes potencias, como...

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist

Gracias por suscribirte!


Descargalo gratis